Guillermo Roz. “Tendríamos que haber venido solos”

Reseña publicada en la sección “Literatura” del suplemento dominical del Diario del AltoAragón, el domingo 3 de junio de 2012.

http://www.diariodelaltoaragon.es/SuplementosNoticiasDetalle.aspx?Sup=1&Id=750551

Un camino de pólvora

Podría parecer que se nos quiere presentar esta novela como un terrorífico psicothriller. Pero creo que ese no es más que el cebo para que mordamos el anzuelo. Y recomiendo desde ya morderlo con placer, sin prejuicios y sin arrepentimiento, pero teniendo en cuenta que esta novela es mucho más de lo que parece a simple vista. Quizás estemos mal acostumbrados por las series de la televisión a que cualquier asesinato, por complicado que sea, se resuelva en una hora y con dos cortes para los anuncios. Por eso los hechos consumados de esta novela pueden parecer absurdos, increíbles, delirantes; dos muertes sin un justo castigo. Pero la realidad del crimen es mucho más sórdida de lo que nos venden al por mayor. En esta novela de Guillermo Roz lo importante no está en lo macabro y lo sangriento, en el delito y en su investigación, lo realmente importante está en que esos asesinatos son la consecuencia de algo que viene de muy atrás, en la semilla, el huevo; la larva que acaba eclosionando en un acto insensato, irrefrenable y brutal. Esas muertes son el final de un camino de pólvora que se ha ido, en una llama rojiza y perenne, consumiendo muy lentamente. Nuestra vida puede fabricar ese camino y podemos alimentarlo, evitar que se moje o podemos cortarlo, apagarlo, evitar que llegue al final.

Lo mejor de esta novela está en sus personajes: en Norberto y el amor de su madre que se convierte en asfixia, agobiante saturación, cariño opresivo; aire tóxico. El trauma infantil que llevará al adulto al crimen por venganza, por desquite, por alienación. En Jimena, su novia, un camino abierto a la libertad, la independencia y un nuevo significado para la palabra amor. Y Lula, su suegra, una reencarnación de su madre muerta, de ese amor posesivo del que hay que alejarse, huir; al que hay que neutralizar, eliminar. Y finalmente Venturino, el más rico, proteínico; el más complejo y radicalmente humano de todos. Personaje desde el que la novela se enriquece y desdobla en otros caminos abruptos y arriesgados, viejos y lacerantes, imprevistos y alegres,  nuevos e impracticables.

Roz ha escrito una novela breve e intensa sobre el anhídrido carbónico y el oxígeno que producen el amor; lo estúpido y lo heroico; la pesadilla y el humor negro; la bonita mentira y la triste verdad. Una reflexión sobre la soledad: uno es al que quieren mucho, demasiado, al que no le dejan en paz; y el otro es al que nadie quiere, al que todos han abandonado. La diferencia entre la soledad forzada y la soledad como anhelo. Dos personajes que se hacen complementarios, cómplices, y que luego resultan incompatibles; un estorbo, una molestia el uno para el otro.

¿Por qué llega un hombre a cometer un asesinato? ¿Por qué alguien decide ayudar a un asesino confeso, esconderlo, ponerlo a salvo? ¿Puede el bueno convertirse en ladrón, en criminal por amor? ¿La locura y la cordura viven de alquiler en el mismo cuarto? La diferencia está en apagar ese camino de pólvora o en dejarlo arder y que llegue al final. La diferencia está en la voluntad de cada hombre para elegir un camino u otro.

Guillermo Roz. “Tendríamos que haber venido solos”. 203 páginas. Alianza Editorial. Madrid, 2012.

Anuncios

Un pensamiento en “Guillermo Roz. “Tendríamos que haber venido solos”

  1. Pingback: Reseña en El Diario del Alto Aragón « Guillermo Roz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: