Galgo Cabanas. “Cuando estás en el baile, bailas”

Reseña publicada en el suplemento “Artes&Letras” del Heraldo de Aragón, el jueves 11 de octubre de 2012.

Cinemascope literario.

Con este libro hay dos cosas por saber. Una que importa y otra que no. La importante es que Galgo Cabanas es el pseudónimo de Mario de los Santos y Óscar Sipán. Y la que no importa es saber cómo han escrito esta novela a cuatro manos. Tratar de averiguar qué capítulos ha escrito cada uno; si Mario escribió los impares y Óscar los pares; si se iban dando el relevo y uno continuaba la historia donde el otro la había dejado, o si estaban borrachos juntos o sobrios por separado cuando la escribieron. Podríamos seguir las pistas y hacer apuestas sobre paternidades o filiaciones, pero no creo que ese juego importe. Lo que realmente importa en este insólito trabajo de corte y confección literaria es el resultado. Y en esta novela ese resultado es realmente excelente.

Y aunque no importen el quién ni el cómo sí que resulta sorprendente que en un oficio individualista y ególatra como este de escribir haya alguien capaz de compartir el sudor y la herencia sin perder la amistad o sacando a relucir la navaja. Eso dice mucho de ellos, porque este teatro de cartón piedra está repleto de starletes que traicionarían a su hermano por la calderilla de la fama. La envidia y la vanidad no parecen estar en la lista de los vicios de Óscar y Mario.

Aunque hay que recordar que esta sociedad no es nueva sino que ya la iniciaron hace seis años creando Tropo Editores y escribiendo el guión y dirigiendo el cortometraje “Il mondo mío”. Amistad y productividad que se confirma ahora con esta comuna de nombre Galgo Cabanas en la que uniendo su trabajo han conseguido ese difícil ejercicio de escribir una novela a medias sin que se descompensen las dos individualidades; poniendo la virtud de cada uno al servicio del otro y en la que los dos han salido ganando. Porque hay que tener en cuenta que Mario es novelista y Óscar cuentista.

A Sipán siempre se le ha considerado un corredor de corta distancia. A Mario de media maratón. Y ahora, con esta asociación, consiguen un largometraje. Quizás se unan el corazón y el cerebro, la genialidad y el cálculo, la dexanfetamina y la hiperactividad. El fogonazo de Sipán convertido con la colaboración de Mario en llama sostenida, eco de largo alcance. Y con eso los lectores obtenemos un beneficio porque el éxtasis se convierte en placer prolongado. Mientras uno sirve las bebidas el otro pone la música. Simbiosis narrativa a la que en algunas ocasiones se le nota el pegamento, pero que adquiere una consistencia a prueba de disolventes y bisturís.

“Cuando estás en el baile, bailas” tiene el ritmo de una película y el valor añadido de una literatura que es más que un guión. Es una novela visual, de escenarios y dirección artística con presupuesto de superproducción y es también hojas de papel con páginas y párrafos subrayados que golpean y resuenan en metáforas y descripciones memorables. Y por una vez voy a estar de acuerdo con lo que se dice en la contraportada: “imágenes poderosas, personajes, fascinante mujer fatal”. Lolita de la que cualquiera caeríamos perdidamente enamorados. Presente de rápido y trepidante celuloide escrito en capítulos cortos, machetazos que van limpiando el camino y hacen avanzar la trama, flash-back en los que la literatura adquiere todo su valor y plenitud.

Novela negra que en determinados momentos utiliza su lenguaje más marcado y típico; que pretende ser atemporal, pero que mezcla géneros en un cóctel molotov que estalla quemando varias décadas de un siglo pasado: revolucionarios y patronos, gángsters, mafiosos, fumaderos de opio, capitalistas y prostitutas, sicarios, policías, espías y guerra civil. Y aunque cae en un maniqueísmo simplista y una simpatía por la causa comunista que produce cierta perplejidad; e incluso –y eso es cuestión de gustos- un final para una historia de amor desteñido en rosa trágico, nada de eso consigue destruir la potencia de su onda expansiva, cinematográfica y literaria.

Galgo Cabanas. “Cuando estás en el baile, bailas”. 189 páginas. XVI Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe. Edaf. Madrid, 2012.

Anuncios

4 pensamientos en “Galgo Cabanas. “Cuando estás en el baile, bailas”

  1. Espléndida reseña, Luis. Y como sé que tu criterio es de fiar, no dudes de que esta novela a cuatro manos va tener prioridad de lectura.
    ¡Ah, y enhorabuena por el blog!
    Un saludo,
    Teresa

  2. Hola Luis!! Teniendo en cuenta que es una novela negra, que está escrita por dos autores y tu favorable crítica….no me queda más que admitir que me has contagiado el entusiasmo y me han entrado muchas ganas de leérmela.
    Ha sido un placer haber descubierto este blog!!
    Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: