Juan Ballester. “El efecto Star Lux”

Reseña publicada en la sección “Libros” del Diario Siglo XXI, el miércoles 21 de noviembre de 2012.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/92062/la-voz-de-los-muertos

La voz de los muertos

“El efecto Star Lux” de Juan Ballester ha recibido de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios el “Premio mejor novela 2012”“por su decidida apuesta literaria en la construcción de una historia que aborda los conflictos fundamentales de la vida: el amor, la muerte y el tiempo, tratados en un tono directo y coloquial”.

Y sin pretender que le quiten el premio, que considero merecido, hay en ese extracto una parte con la que no estoy de acuerdo. Porque establecer como un mérito su “tono directo y coloquial” puede hacer creer a los lectores que esta novela es literatura de hamburguesería y refresco de cola cuando es totalmente lo contrario. “El efecto Star Lux” es una de esas elaboradas comidas que requieren sentidos atentos, masticación lenta y un lugar sin bullicio. Una novela de las de leer despacio, sin ansiedad ni hora de cierre. Y ya sé que eso son malas recomendaciones para los tiempos que corren; pero si se siguen esas sencillas reglas se obtiene la recompensa de una novela intensa, dura y profunda que no es de fácil lectura.

El premio, y creo que su justificación, está en no ser una novela de narración lineal y convencional, de cómoda digestión y con vocación de best-seller. En ser personal y a la vez difícil. Y además de eso en la gran originalidad de su planteamiento en el que partiendo de una situación trágica: un suicidio; hace que el forense que debe practicar la autopsia y el muerto sean amigos desde la infancia. Y ese encuentro premeditado e inevitable entre ellos, ese abrir la carne y las vísceras del cuerpo del amigo lleva a que “Si escuchaba con los ojos, respondería a mis preguntas en la conversación más anhelada, íntima y cómplice que dos personas han tenido jamás”. Situación que se ve incrementada con una serie de tatuajes en la piel del suicida que son mensajes póstumos que convocan el recuerdo, dan instrucciones, sirven para confirmar una sospecha y descubrir un secreto. Y es ahí, en esa posibilidad que Ballester hace real: que los muertos hablen, donde se hace patente la verdad de que esta es una novela que trata de la vida y la muerte; pero para mi en esa clasificación falta algo que es trascendental en “El efecto Star Lux”: la amistad. Una amistad que surgió en la infancia y que sirvió para no sucumbir a la desesperanza. Amistad que se mantuvo a lo largo de los años, el tiempo y sus mudanzas. Hermandad y fidelidad forjada por encima de todo: aventura, errores, distancia, envidias, clases sociales, heridas, competición por una misma mujer, cambios de sexo, enfados, intentos de asesinato y autodestrucción. Amistad de la juventud y su intensidad, de los adultos y sus derrotas, de todas las mutaciones que se producen en la vida y sus fases lunares.

Y es verdad que el amor es la tercera fuerza de esta novela. La del amor y su pérdida desde la orfandad y su cicatriz, el de la familia y sus palabras tardías, el de pandilla y borrachera y todos para uno aún cumplidos los treinta, y, sobre todo, el amor arrollador y su centro de gravedad. Porque el amor es la causa y el efecto, es la atracción y la carne y es odiar la belleza y su trampa. Es la conquista, la felicidad y la paternidad, y es el adulterio, la separación, el hijo, la reconciliación, la humillación y el hundimiento. Son las segundas oportunidades que llegan tarde, cuando el corazón ya está roto. Es entender el porqué de un suicidio. El fracaso del amor que era la vida. Saber qué hay detrás, adónde vamos después de la muerte.

“El efecto Star Lux” es una novela que deslumbra, pero que deja cierto desconcierto en algunos momentos. El estilo narrativo, que es su mayor mérito, produce unas veces situaciones poco claras que te hacen repetir la lectura del párrafo, dar marcha atrás, rebobinar en un ejercicio molesto para el lector; y en otras hay cierta pesadez enigmática y absurda. Pero a pesar de que en determinados momentos no sepamos dónde estamos, que algún diálogo resulte surrealista o poco claro, que el viento afloje y el viaje se haga tedioso; no perderemos nunca el rumbo; y la marea y la resaca, la intensidad realista, su vitalismo, la risa, la pasión y la tormenta, la compasión, la debilidad y el misterio de esta historia de amistad, amor y muerte creada por Ballester nos dejará malheridos pero más sabios.

Juan Ballester. “El efecto Star Lux”. 421 páginas. Segunda Edición. Arola Editors. Tarragona, 2012. 

Anuncios

4 pensamientos en “Juan Ballester. “El efecto Star Lux”

    • Muchas gracias, Olivia.
      La amistad y su fidelidad, desde la infancia, durante la juventud y en la madurez, surgida, vivida y mantenida durante esas tres etapas, por encima de todo, de virtudes y defectos, es algo especial en la novela. Realmente, como tú bien dices, cautivador.
      Gracias, Olivia.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: